Los mecanismos del estrés

Publié le par Philippe Rodet

La tensión, cualquiera que sea su origen, física, química, o psico-emocional, acarrea un estímulo del hipotálamo que activará el sistema hipotálamo-simpático-adrenérgico y el sistema hipotálamo-hipofiso-surrenalieno. Esta presentación sumaria se simplifica voluntariamente con el fin de facilitar la comprensión.

 

El sistema hipotálamo-simpático-adrenérgico:

El estímulo del hipotálamo conduce a un estímulo del sistema simpático, el cual libera catecolaminas a saber noradrenalina y por medio de las glándulas surrenales de la adrenalina. Estas catecolaminas pasan en la sangre y estimulan receptores alfa y beta que produce un aumento de la producción cardiaca, una dilatación de los bronquios, un estrechamiento de los vasos, etc. 

 

El sistema hipotálamo-hipofiso-surrenalieno:  

 

El estímulo del hipotálamo implica un estímulo de la hipófisis, la cual va a estimular otra parte de las glándulas surrenales que implican la suelta por éstas de cortisol y de aldosterona. El cortisol - nuestra cortisona natural - tiene efectos anti-inflamatorio potentes y también impacten sobre nuestro nivel de azúcar, sobre iones (sodio y potasio), etc. El aldosterone ejerce también una acción sobre iones (sodio y potasio). La acción de estas catecolaminas y de estas hormonas explica la toxicidad del estrés cuando éste es permanente.

Publié dans Mecanismos del estrés

Commenter cet article